¿Por qué regalar flores es siempre un acierto?

0
1672

La costumbre de regalar flores es probablemente una de las más antiguas. Ya sea para mostrar nuestro dolor por el fallecimiento de un ser querido, para celebrar una boda, para felicitar por un cumpleaños o para declarar nuestro amor, las flores han jugado siempre un papel muy importante a lo largo de la historia. Aunque hoy en día, pocas personas conocen en profundidad el lenguaje de los colores y de los distintos tipos de flor, antiguamente las flores tenían un gran papel en el mensaje que se quería transmitir. Así por ejemplo las rosas rojas siempre simbolizan el amor y las rosas blancas simbolizan la pureza.

Pero además de como regalo, las flores también se usaban como mensaje en otros ámbitos. ¿Sabías que hace siglos cuando una mujer colocaba begonias en la puerta de casa significaba precaución? De esta forma, si el amante se encontraba estas flores cuando iba a visitarla, sabía que su esposo se encontraba en casa. Y en la época victoriana cuando una mujer quedaba viuda llevaba con ella siempre un ramo de zinnias que solamente dejaba cuando terminaba el luto. Entonces aquellos que quisieran cortejarla sabían que podían hacerlo.

regalar flores

En cualquier caso, lo cierto es que se desconocen las verdaderas razones por las que se empezaron a regalar flores. Lo que si sabemos es que siempre supone un acierto y que se trata de una de las mejores formas de agradar a una persona. ¿Conoces a alguna persona a la que no le guste recibir flores? Incluso aunque no lo reconozcan delante de sus amigos a los hombres también les gustan este tipo de detalles.

Envíamos flores para felicitar, para demostrar nuestro afecto, para expresar nuestras condolencias o nuestros buenos deseos. Pero el motivo que nos mueve normalmente es el de demostrar nuestro amor por esa persona especial. Puede que sea porque al hacerlo elegimos algo que está vivo cuyo valor real se encuentra en lo que simboliza y en lo que es capaz de transmitir sin palabras. Incluso aunque la flor o el color no sea siempre el mismo. De hecho es la propia riqueza de tipos de flores y colores lo que las hace tan especiales. Cada una de ellas encierra un mensaje de sutileza, elaboración y lujo que transmitimos a la persona que se las regalamos. Con lo cual siempre se trata de un mensaje dirigido al alma, algo natural que aunque se marchita en pocos días, siempre permanece como un recuerdo imborrable en el alma.

5 Razones por las que enviar flores a domicilio es sinónimo de éxito

1. Un regalo que permanece

No tengas duda de que si decides enviar flores a domicilio ya sea a tu pareja, a tu hermana, a tu madre o a alguna amiga, siempre lo recordará. Y es que a pesar de poder disfrutar de ellas solamente unos días en el florero, la persona siempre lo recordará como algo muy especial. La imagen de ese momento tan señalado quedará en su mente para siempre. Con lo cual es la mejor forma de llegar a los sentimientos de cualquier persona, algo que no ocurre con todos los regalos y que no resulta fácil de conseguir por tan poco dinero.

2. Símboliza la belleza y la juventud femenina

Las flores son más que un regalo. Siempre se han asociado a la belleza y a la juventud de la mujer. Por eso regalar flores a una mujer es enviarle un mensaje de que la vemos como una persona bella y fuerte. ¿A qué mujer no le gusta recibir halagos y sentirse única? Sobre todo si la persona que las envía es alguien al que quieren. No esperes a una fecha señalada para decirlo lo importante que es para ti y cuanto la quieres. Cualquier día es perfecto para mostrarle tu afecto y hacerla sentir especial.

3. Un momento de felicidad

Enviar flores significa regalar momentos únicos. Y es que las flores, al ser un detalle efímero, contienen un mensaje muy sutil. El de aprovechar cada momento de la vida porque no viviremos para siempre. Precisamente en ello radica la magia de regalar flores. Lo que regalamos no son solamente flores, sino momentos, un presente que queda marcado en nuestra mente. Disfrutar de ellas en ese instante, aspirar su fragancia y sentir su poder. Por eso, lo que realmente regalamos son sensaciones únicas.

4. Las rosas, la flor que nunca pasa de moda

Aunque todas las flores son bellas, si hay una flor que ostenta el título de reina entre todas ellas, no cabe duda de que esa es la rosa. La flor eterna que jamás pasa de moda y que multitud de pueblos de todo el planeta a lo largo de miles de años han apreciado. Y es que esta flor siempre se ha asociado con la perfección, los sentimientos amorosos y la belleza de la mujer. Puedes elegir entre multitud de flores de todos los colores y tamaños, pero ninguna mujer puede resistirse a la belleza, a la delicadeza y al aroma de las rosas. El regalo ideal para cualquier momento especial.

5. Regalar flores es regalar cariño

Vivimos en una era moderna en el que la tecnología impregna todos los ámbitos de nuestro día a día y muchas olvidamos qué es lo realmente importante. Por eso regalar flores es la mejor forma de decir a nuestros seres queridos cuánto los queremos y que estamos ahí siempre para lo que necesiten. Ya sea para felicitar el cumpleaños a nuestra madre, mostrar nuestro cariño a esa amiga que no pasa por su mejor momento o tener un detalle de amor con nuestra pareja y romper con la rutina diaria. Por eso, las flores son algo más que un objeto decorativo. Su valor va más allá de lo que vemos a simple vista, pues transmiten emociones y sentimientos. Tradiciones preciosas que jamás deberían perderse.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta