La hermosa tradición de regalar flores en la pedida de mano

0
5045

La primavera se acerca y, con ello, empezamos a ver los campos florecer. Lo cual va unido a la proliferación de todo tipo de eventos, entre ellos las bodas y las pedidas de mano. Una época ideal para celebrar y para tener detalles con las personas que amamos. El problema es que, con el ritmo de vida tan agitado que llevamos hoy en día, cada vez encontramos menos tiempo para tener este tipo de detalles. Sin embargo, a todos nos gusta recibirlos, sobre todo en momentos especiales como las pedidas de mano.

Afortunadamente, gracias a Internet, ya no es necesario acudir a la floristería personalmente para hacer el encargo, con la pérdida de tiempo que esto supone. En la actualidad, es posible realizar el pedido a través de nuestro ordenador, móvil o tablet y enviarlo a la dirección de la destinataria o solicitar que llegue a nuestro domicilio para que seamos nosotros mismos quienes lo entreguemos en manos.

pedida de mano

Es cierto que las pedidas de mano son algo muy clásico, más propio del siglo pasado. Sin embargo, es una de las celebraciones que más gustan cuando estamos metidos de lleno en la preparación de la boda. Un momento que compartimos con la familia y, en algunas ocasiones, también con los amigos y que sirve como calentamiento previo a la boda. Para que ambas familias se conozcan y rompan el hielo antes del gran día.

Tradicionalmente, se ecelebra en casa de la novia y los padres tanto de ella como de él les hace regalos como muestra del compromiso que van a adquirir sus hijos con las dos familias. Además, es habitual que durante este día, la novia reciba flores a domicilio en su casa por parte de todas aquellas personas que están invitadas a la pedida de mano, siendo por supuesto las del novio las más importantes y representativas. Por esta razón, lo adecuado es que se trate de un ramo más espectacular. Y no solamente por el tamaño, sino por el tipo de flores que lleva y por su composición.

Normalmente, el novio suele enviar rosas rojas, pues desde siempre, esta flor ha estado relacionada con los sentimientos de amor y pasión. El resto de personas que acudan a la pedida pueden elegir el ramo que prefieran, por lo que las posibilidades son prácticamente infinitas. No obstante, las más populares suelen ser las orquídeas, las peonías, las hortensias, las maragaritas de colores y, en general, las flores de carácter alegre en composiciones de muchos colores. Y no es para menos, ya que la pedida de mano es un momento realmente alegre.

La cuestión es que a todos nos gusta que nuestro regalo sea original y único y que no pase desapercibido. Por eso, ene ste tipo de ocasiones es frecuente que reflexionemos mucho sobre el mejor arreglo floral, el que más gustará a la novia y que mejor encaje con su forma de ser, de manera que consigamos llamar la atención de la novia en un día tan especial. En este sentido, además de buscar las flores ideales, también podemos poner la guinda al ramo enviando las flores en un jarrón o en una romántica cesta. Piensa además que ese día la novia probablamente recibirá muchos arreglos florales y que es posible que no tenga suficientes recipientes para colocarlos todos. Por eso, enviar nuestro ramo con jarrón hará que le resulte mucho más fácil y que peuda colocarlo en el lugar de la celebración en cuanto lo reciba.

Otra opción, si las flores no terminan de convencerte, son las plantas. En nuestra web encontrarás una gran variedad de plantas y cestas que resultan muy apropiadas para un día como este. Muchas de ellas con hojas verdes, pero otras con preciosas flores en diferentes colores. No obstante, nosotros te recomendamos decantarte por una bonita orquídea, con flores de color blanco, morado o lila. Una planta que representa a la perfección la belelza y la elegancia, atributos que seguramente tenga la mujer a la que quieres enviarla.

Además, puedes añadir como detalle a tus flores o plantas una caja de bombones, un osito de peluche o una botella de vino o cava. Los bombones podrá servirlos durante el momento del café, el peluche le evocará sus momentos más felices y tiernos de la infancia, la botella de vino podréis disfrutarla en la comida y la botella de champgane resulta ideal para hacer un brindis por la pareja que se compromete.

Aunque lo más importante es, por supuesto, escribir una tarjeta con una dedicatoria que pueda guardar como recuerdo. En ella, podrás demostrarle tu cariño y expresarle tus mejores deseos para la nueva etapa que va a comenzar en su vida. ¡Seguro que se emociona al leerla!

No hay comentarios

Dejar respuesta