Ideas para decorar tu casa con flores naturales

0
1067

Las flores son siempre un acierto cuando queremos tener un detalle con algún ser querido. Y es que no hay nada como recibir un ramo de flores a domicilio de alguien especial. Ya sea en una fecha señalada o cualquier día del año. Pero también son ideales para decorar nuestro hogar y llenarla de vida. Desde tiempos inmermoriables, el ser humano ha mantenido una estrecha relación con la naturaleza, por lo que es normal que el estar encerrados en casa en un ambiente oscuro y apagado nos haga sentir tristes, especialmente con la llegada del invierno.

Por eso, decorar la casa con flores naturales nos hace volver a conectar con la naturaleza, en un mundo en el que cada vez se encuentra más alejada de nosotros. En este sentido, las flores nos ponen de buen humos y nos alegran ya desde que nos levantamos.

flores naturales

Muchas personas no pueden vivir sin flores en sus casas, pero generalmente lo que hacen es comprarlas y colocarlas en un jarrón. Sin embargo, hay muchas más opciones. Las flores cortadas ofrecen infinidad de posibilidades para decorar nuestro hogar, pudiendo crear desde centros de mesa a cestas y adornos para dar alegría a los rincones que queramos. Tanto en el salón como en el dormitorio o, incluso, en el baño y la cocina.

Por eso, si estás pensando en adornar tu casa con flores frescas, hoy en Pensando en Flores te traemos algunos consejos que estamos seguros de que además de servirte de inspiración, te resultarán muy útiles.

Colocarlas en un jarrón

Si quieres poner tus flores naturales en un jarrón, debes procurar siempre que esté limpio. Coge primero las hojas verdes y corta el final de los tallos a la altura que quieras. Después colócalos entrecruzados para que cubran todo el recipiente. Hay dos motivos por los que esto es muy recomendable. En primer lugar porque se distribuyen mejor las flores y en segundo lugar porque crean una base más sólida para que se sostengan. De esta forma, no darán una apariencia de desorden y el ramo no quedará abierto para todos lados, sino compacto. Tal y como los has recibido de la floristería.

Hacer un arreglo floral en forma circular

Si quieres ir más allá y en lugar de colocarlas en un jarrón, prefieres hacer un bonito arreglo floral con ellas, desliza las flores que vayas a utilizar para que queden entrecruzadas. El resultado son anillos de flores hacia afuera y solamente tallos en el interior. Cuanto más tallos haya, más fácil resultará que las flores queden fijas.  A medida que vayas añadiendo flores, los círculos de flores serán más altos. Así irás consiguiendo un bonito arreglo circular que podrás adornar con velas y colocar como centro de mes. Ideal cuando organizamos una cena romántica o con amigos y queremos impresionarlos.

Hacer un arreglo floral alto

Si quieres hacer un arreglo floral en altura, tendrás que utilizar un jarrón con cierta medida. De esta forma, las flores se sostendrán mejor y el resultado será más proporcionado. Las flores que van mejor para este tipo de arreglos son los gladiolos, las violetas y los claveles. Los tulipanes también quedan muy bien, pero no siempre es fácil encontrar flores de este tipo con el tallo largo.

Ramos con aspecto más natural

Es normal que si pedimos flores en una floristería, todas las flores vengan colocadas de manera uniforme en el ramo. Sin embargo, si queremos colocarlas en un jarrón, esto no quedará muy natural. Si miras las flores de los jardines te darás cuenta de que los tulipanes, por ejemplo, no crecen de la misma forma y unos sobresalen en altura por encima de otros, algunos están más metidos y otros casi ocultos. Con lo cual, si queremos que la apariencia de nuestro jarrón parezca más natural, deberás imitar a la naturaleza. Coloca las flores de forma anárquica, cortando los tallos a diferentes alturas. no tengas miedo de que algunas flores queden más altas y otras más hacia adentro, ya que precisamente en este tipo de formas radica el encanto de los arreglos cuando queremos decorar nuestro hogar con flores frescas.

Ramos con cantidades menos convencionales

Muchas veces, cuando pedimos rosas en la floristería, optamos por números clásicos, como 12, 18 ó 24. Sin embargo, también podemos optar por cantidades menos convencionales, como 3 ó 5. Por ejemplo, colocar 3 rosas juntas, pero a diferentes alturas y después colocar 2 en el centro. el efecto es mucho más bello cuando se hace de esta manera.

Echa a volar tu imaginación

Aunque los ejemplos anteriores pueden servirte de inspiración, siempre puedes echar un vistazo a Internet y reunir en una carpeta las imágenes de arreglos florales que más te gusten. Luego puedes ir practicando para ver qué es lo que más te gusta y qué queda mejor en tu casa. Además, deberás tener en cuenta el lugar en el que vas a colocarlas, ya que no es lo mismo hacer un arreglo floral para el centro de una mesa que para el aparador de la entrada. Aunque parezca complicado, lo cierto es que no te llevará tanto tiempo y al final acabarás convirtiéndote en un verdadero experto.

 

No hay comentarios

Dejar respuesta