Enviar flores: un regalo que nunca pasa de moda

0
869

Desde tiempos inmemoriables las flores han acompañado al ser humano. De hecho, si ellas no existieran, la vida no sería posible, ya que gracias al polen que producen las plantas se reproducen, sirviendo de alimento a muchos animales. Antes incluso de que los humanos empezaran su andadura, ellas ya adornaban el mundo con sus caprichosas formas y sus brillantes colores. Pero más tarde, se convirtieron en parte de la vida de las poblaciones humanas, que las incluían dentro de sus rituales funerarios y las utilizaban con fines curativos.

También jugaron un importante papel dentro de la cultura antigua. Egipcios y griegos ya escribieron sobre ellas y las utilizaban en muchos de sus ritos religiosos y en muchas manifestaciones artísticas, esculturas, tapices, cerámicas y libros. Lo que no sabemos es si regalaban flores para obsequiar a sus seres queridos.

Enviar Flores

Hoy es habitual que entre las parejas, los familiares y amigos se envíen flores a domicilio en Barcelona, pero la costumbre tiene su origen en la Edad Media. Sabemos que en esta época las flores ya eran utilizadas como regalo, pero no fue hasta el siglo XVI cuando adquieren la simbología que hoy conocemos. Los franceses y los ingleses descubrieron la existencia de un lenguaje de las flores en Turquía en el que cada color y cada flor transmitía un lenguaje diferente.

No obstante, este lenguaje de las flores no alcanzó su mayor esplendor hasta la época victoriana. Los ingleses, poco dados a expresar sus sentimientos abiertamente, fomentaron este lenguaje como vehículo para suplir esta carencia. Con lo cual, en función del tipo de flor, del color y del tamaño de la flor, cuando los ingleses regalaban flores a la mujer que amaban, le estaban transmitiendo un mensaje concreto, sin necesidad de decir una sola palabra.

En la actualidad, aunque no todos son los que conocen lo que cada flor y cada color expresa, es cierto que la tradición de enviar flores a domicilio sigue muy vigente para celebrar fechas señaladas o buenas noticias, o incluso para simplemente demostrar nuestro cariño a nuestros seres queridos. Las más frecuentes son felicitar por el nacimiento de un bebé, decir a nuestra pareja cuanto la queremos, demostrar nuestro cariño a nuestros amigos, como costumbre en el Día de Sant Jordi, en el Día de la Madre, para celebrar éxitos, para desear una pronta recuperación a algún familiar o amigo que se encuentra en el hospital o para despedir a nuestros seres queridos al final de su vida.

Sea como sea, lo cierto es que las flores nos acompañan en muchos momentos de nuestra vida, desde nuestro nacimiento hasta nuestro fallecimiento. Se convierten en testigo de cada uno de esos momentos, ya sean buenos o malos. Con lo cual, aquellos que dicen que «regalar flores está pasado de moda», se equivocan. Y es que no solamente no es que no haya pasado de moda, sino que son el único regalo que se ha mantenido a lo largo de la historia. Lo cual tiene mucho que ver con el lenguaje de las flores. Es verdad que las flores, por su belleza, son un buen regalo por sí mismas, pero su verdadero valor se encuentra en lo que son capaces de expresar. multitud de emociones concentradas en un precioso ramo de flores de flores y colores distintos.

Algunos piensan que además que regalar flores es cursi, pero si sabemos ver más allá del simple regalo, se trata más bien de un gesto de romanticismo, de sensibilidad de dulzura, pero sobre todo de ser una persona con las ideas claras que es capaz de tener este detalle con su pareja o con sus seres queridos a pesar de lo que puedan decir los demás. No obstante, si el problema es que te da un poco de vergüenza ir caminando por la calle con un ramo de flores en la mano para entregarlo en persona, siempre puedes optar por hacer tu pedido en Pensando en Flores para que seamos nosotros mismos los que nos ocupemos de hacer llegar tu ramo cargado de sentimientos a esa persona tan especial.

En la actualidad, gracias a Internet, enviar flores a domicilio en Barcelona o a cualquier otra ciudad de España resulta más fácil que nunca. Y es que ni siquiera necesitamos estar en la misma ciudad para poder encargar nuestras flores. Solamente tienes que elegir el ramo de flores que más te guste o que crees que le gustaría más a esa persona, decirnos la dirección a la que quieres que lo llevemos y el horario que más convenga. Todo ello, tranquilamente desde el ordenador, sin salir de casa y en cualquier momento del día.

Por eso, ya no tienes excusa para no tener un bonito detalle con tus seres queridos en aquellas ocasiones más especiales incluso aunque te encuentres al otro lado del mundo. pero tampoco es necesario esperar a las fechas señaladas para demostrar a tus familiares y amigos cuanto los quieres. ¡Sorprende a esa persona tan especial hoy mismo con un envío de flores a domicilio! Solamente tienes que elegir el ramo que consiga transmitir lo que quieres decirle y ella lo sabrá en cuanto lo reciba.

No hay comentarios

Dejar respuesta