Cómo las plantas en la oficina pueden mejorar tu productividad

0
2048

Como todos los seres vivos, las plantas interactuan con su entorno, emitiendo oxígeno al aire y ayudando a eliminar muchas toxinas. Lo cual es fundamental en espacios tan viciados como las oficinas, donde el aire está hasta cinco veces más cargado que en el exterior. Y obviamente respirar aire limpio es fundamental para nuestra salud.

Pero además, contribuyen a hacer el espacio más cómodo y agradable, influyendo considerablemente en los niveles de productividad que un trabajador puede alcanzar a lo largo de su jornada, así como en su capacidad para concentrarse. Un estudio realizado por la Universidad de Exeter durante más de una década ha demostrado que los trabajadores que  trabajan en espacios decorados con plantas son un 15% más productivos y que se involucran más activamente en sus funciones, tanto física y cognitivamente como emocionalmente. Lo que tiene que ver con el hecho de que los empleados se sientan más felices y trabajen mejor.

plantas en la oficina

Por eso, no es extraño que grandes empresas como Google o Microsoft hayan habitado sus oficinas con numerosas plantas. Más allá de la mera función decorativa para la que se utilizan normalmente en este tipo de espacios. Aunque es obvio que a todos nos gusta trabajar en un ambiente agradable y colorido. De hecho, una oficina gris y sin imágenes se convierte en un espacio tóxico para los trabajadores.

Un reciente estudio llevado a cabo por la Universidad de Sidney, ha revelado que poner plantas en la oficina reduce la ira en un 44%, la ansiedad en un 37%, la depresión en un 58% y en cansancio en un 38% entre los trabajadores. Y por si esto fuera poco, un estudio llevado a cabo en el año 2002 demostró que el ausentismo por enfermedad se reduce hasta en un 60%.

El contacto con la naturaleza nos llena de energía y sirve como bálsamo para aliviar situaciones de estrés, proporcionando calma a nuestra mente y ayudándonos a liberar tensiones. Lo cual es fundamental en grandes ciudades como Barcelona, donde el estrés es algo habitual en la población. En las grandes capitales muchas personas trabajan muchas horas en una oficina y la solución está sencillamente en colocar algunas plantas en el escritorio, que además servirán como fuente de inspiración. Sin olvidar que cuidar una planta hace que el espacio de trabajo parezca más humano y que nos sintamos más como si estuviéramos en casa.

Por otro lado, debes saber que las plantas no solamente son beneficiosas a nivel psicológico, sino también a nivel físico. Y es que plantas además de oxigenar el ambiente y humidificarlo, evitan que las mucosas se sequen, ayudan a reducir los niveles de polvo y polución y amortiguan el ruido.

¿Qué tipo de plantas son mejores para la oficina?

Desafortunadamente, las mesas de trabajo no admiten grandes plantas por problemas de espacio. Sin embargo, debes saber que existe una gran variedad de especies vegetales entre las que podemos elegir.  Por ejemplo, la spatifilium es la planta que mejor ayuda a neutralizar las ondas magnéticas, lo cual es muy ventajoso en entornos tan plagados de dispositivos digitales como los que tenemos hoy en día.

Hace varias décadas era común encontrar grandes jardineras en las oficinas, pero éstas requerían demasiados cuidados, lo que hizo que poco a poco fueran desapareciendo de los espacios laborales. Los tiempos en los que vivimos son propicios para la vegetación y ahora se están volviendo a colocar plantas en la oficina. Eso sí, la cosa ha cambiado y el concepto que se impone es más delicado y personalizado.

En cualquier caso, las plantas de pequeño o mediano tamaño, resistentes y que no requieran demasiada luz directa del sol son las más adecuadas para una mesa de trabajo. Además, según los expertos, deben tener como mínimo 40 cm de altura. Las que vemos con mayor frecuencia son los potus, las cintas, las suculentas, los minihelechos o los cactus. Entre todas ellas, destaca el cactus peruvianus, también llamado cactus del ordenador, ya que diversos estudios han demostrado que tienen la capacidad de neutralizar las ondas electromagnéticas. Este tipo de cactus son originarios de México y son muchas las personas que los colocan junto a su portátil para evitar trastornos como el cansancio, los dolores de cabeza o el insomnio provocados por pasar demasiado tiempo en un ambiente cargado eléctricamente.

Feng Shui

Técnicas orientales como el Feng Shui hacen hincapié en el poder de las plantas para aumentar los niveles de concentración. Este tipo de filosofía afirma que las hojas verdes de las plantas vivas son un magnífico almacén de energía. Eso sí, deben estar bien colocadas y cuidadas para proporcionar todo su potencial.

Se aconseja optar por plantas de hojas redondeadas, más agradables a la vista que las de hojas puntiagudas. Las plantas pueden colocarse de forma que sirvan como barrera de separación física y psíquica en los entorno de trabajo. Por este motivo, el ficus benjamina es una de las plantas más utilizadas para decorar oficinas.

Lo bueno es que hay muy pocas plantas que provocan alergias. No obstante, hay algunas que cuando se encuentran en mal estado emiten malos olores. Por eso, es necesario revisar periódicamente los recipientes donde se encuentran para evitar que el agua se estanque o que estropee los materiales que se encuentran en nuestra mesa de trabajo.

No hay comentarios

Dejar respuesta