¿Cómo cuidar las plantas cuando te vas de vacaciones?

0
969

¿Te marchas de vacaciones y no sabes qué hacer con tus planta? Las adversidades climáticas de los meses de verano pueden marchitarlas o incluso causarles la muerte, por lo que es necesario prodigarles los cuidados necesarios para que se mantengan saludables. Si tenemos un jardín, lo normal es que contemos con un sistema de riego automático que les proporcionará el agua necesaria a las horas programadas. El problema llega cuando se trata de plantas de terraza o de interior que regamos nosotros de forma manual cada día. Si un vecino puede echarnos una mano, tendremos el problema resuelto, pero de lo contrario, deberemos recurrir a otras soluciones.

Obviamente las plantas necesitan ser regadas todo el año, pero en verano con mayor frecuencia. Si pasamos más de 15 días sin regar nuestras plantas, es muy probable que nos encontremos las plantas marchitas a nuestro regreso o, lo que es peor, muertas. En estos casos, lo primero que debemos hacer es retirar las plantas de aquellas zonas que reciben más sol. De lo contrario, se secarán mucho más rápido y las plantas deben mantenerse húmedas el mayor tiempo posible mientras nos encontramos fuera. Lo más aconsejable es dejarlas en una habitación en la que reciban luz del sol, pero no directa. También es conveniente dejar un barreño lleno de agua en el centro de la habitación para que, al evaporarse, el ambiente se humedezca.

Pero además, en Pensando en Flores, hoy te traemos algunos trucos sencillos para cuidar las plantas cuando te vas de vacaciones y reciban el agua necesaria. Algunos más sofisticados y otros más caseros. De esta manera, a tu regreso seguirán perfectas.

cuidar las plantas cuando te vas de vacaciones

1. Riego programado

Los hay de distintos tipos. Hay aparatos muy económicos que pueden controlar el tiempo de riego  y otros que controlan diferentes mangueras o goteros que se insertan en forma de pica en la tierra de la maceta. Este último no es muy recomendable, ya que podría producirse algún fallo o que se escape de la manguera. por eso, si no te fías de los métodos clásicos, puedes optar por otros métodos más sofisticados y más precisos. La mayor ventaja de estos sistemas es que no hay límite de agua y que puedes marcharte unas largas vacaciones sin preocuparte por nada.

2. Maceta con riego automático

Se trata de macetas modernas que incluyen sistema de riego. Con lo cual, no es necesario incorporar un sistema externo. La planta se autoriega de forma programada. Es un sistema que hace circular el agua, mojando la tierra y regando la planta. Es una excelente opción, ya que no es muy caro y nos permite marcharnos tranquilos todo el tiempo que queramos.

3. El cubo de agua y el paño mojado

Este truco consiste en poner un cubo lleno de agua junto a la planta o bien un cubo para varias plantas, en el caso de que sean pequeñas. Conectaremos la planta al cubo a través de un paño de algodón o de un cordón. Lo enterraremos parcialmente en la tierra y colocaremos el otro extremo dentro del cubo de agua. De esta forma, mediante capilaridad, el agua llegará a través del material absorbente a la tierra y recibirán la cantidad necesaria durante varios días.

4. La bañera con agua

Se trata de uno de los trucos más sencillos para regar las plantas cuando nos vamos de vacaciones. Si tienes bañera en casa, llénala unos 5-10 cm, de manera que cubra un tercio de la maceta aproximadamente. Coloca todas las plantas como prefieras. El agua irá ascendiendo a través de los agujeros de la maceta, humedeciendo la tierra y nutriendo la planta.

5. Acolchado o Mulching

Aunque no se trata de un sistema de riego en sí mismo, sino de un sistema de control de la humedad. Si no vamos a estar mucho tiempo de vacaciones, podemos realizar un riego generoso antes de irnos y acolchar las plantas. De esta manera, lograremos retener la humedad y evitar que el agua se evapore más rápidamente. Con lo cual, la planta recibirá la humedad que necesita durante más tiempo.

6. Botella de agua con agujero

Se trata de un sistema que ofrece excelentes resultados, pero que solamente es recomendable cuando nos vamos unos días, ya que solamente podemos colocar botellas de 5 litros en macetas grandes. Consiste en colocar una botella al revés con un pequeño agujero en el tapón. El agua va cayendo por goteo sobre la tierra. El tamaño de la botella irá en función de la cantidad de agua que necesite la planta y de los días que vayamos a estar fuera de casa.

7. El invernadero

Para este truco necesitarás un plástico lo suficientemente grande como para cubrir todas las plantas. Deberás colocar uno o varios barreños  en función de la cantidad de plantas que tengas. Coloca todas las plantas juntas y los barreños de agua cerca de ellas y después las taparemos con el plástico.  Es importante realizar algunos agujeros en el plástico para que las plantas puedan respirar y no haya un nivel de condensación tan elevado como para perjudicarlas. De esta forma, podremos crear nuestro propio invernadero y nuestras plantas mantendrán la humedad necesaria durante todo el tiempo que estemos de vacaciones. Eso sí, recuerda cubrir el suelo, sobre todo si es de madera, ya que la condensación del agua podría hincharlo.

No hay comentarios

Dejar respuesta