¿Cómo cuidar las orquídeas para que duren más?

0
11897
Día del Padre

Las orquídeas son una de las flores más populares entre aquellos que deciden enviar flores a domicilio en Barcelona. Y es que además de estar llenas de color, sus flores son únicas. Es cierto que hace unos años era un regalo muy caro y muy exclusivo, pero hoy en día es posible encontrar orquídeas baratas para que podamos obsequiar con ellas cuando queramos a nuestros seres queridos, ya sea en un aniversario, en un cumpleaños o simplemente porque nos apetece.

Además, contrariamente a lo que muchos piensan, la orquídea es una de las flores más fáciles de cuidar. Al tratarse de una planta tropical bastante rústica y resistente, es perfecta para decorar cualquier estancia de nuestro hogar. Basta con proporcionarles la luz y el agua necesarias, así como tener algunos aspectos en cuenta para mantener nuestras orquídeas frescas y poder disfrutar de ellas durante más tiempo. Eso sí, debes tener en cuenta que en el mundo hay alrededor de 30.000 especies puras y 140.000 híbridos de formas y colores distintos. Las más populares son las Orquídeas Phalaenopsis por su larga floración y por la facilidad de sus cuidados. El resto suelen ser más delicadas por la diferencia de temperatura que necesitan entre el día y la noche.

orquídeas

¿Dónde colocar la orquídea en casa?

Te recomendamos que coloques tus orquídeas en una habitación donde el ambiente no sea muy seco y que esté bien iluminada, pero sin que las flores reciban la luz directa del sol. Si recibe demasiada luz se marchitará y si no recibe la luz suficiente, no florecerá o empezará a mostrar un aspecto de color marrón y poco saludable. Con lo cual es importante encontrar el equilibrio de luz. Así como ventilar la habitación al menos una vez al día. Y es que los ambientes cerrado no sientan muy bien a estas plantas.

El lugar ideal es por ejemplo a cierta distancia de la ventana. Pero en verano debes tener más cuidado, ya que los días demasiado calurosos pueden acabar marchitándola. También puedes ponerla en algún balcón que tenga orientación norte o este y no dé mucho el sol durante el día. Eso sí, ten en cuenta que la temperatura nunca debe bajar de los 17ºC ni subir de los 23ºC. La orquídea no resiste al frío, por lo que si vives en una zona en la que las estaciones son muy extremas, siempre es mejor tenerla dentro de casa.

¿Cómo regar una orquídea?

Las orquídeas no pueden regarse a diario. Con que lo hagas una vez cada 10 días es suficiente. Aunque depende de la época en la que estemos. El secreto es regarla cuando veamos que la tierra está muy seca, ya que siempre debe mantener un mínimo de humedad. No obstante, no lo hagas nunca con agua del grifo, ya que ésta suele contener demasiados minerales y ser muy dura para la orquídea.

Además, es importante dejar que la tierra se haya secado antes de volver a regarla, pues demasiada humedad puede favorecer la aparición de hongos o provocar que las raíces terminen pudriéndose. Por otro lado, nunca debes mojar las hojas. Utiliza un vaporizador con agua destilada y no mojes el centro de la flor. En caso de que ocurra, sécalas inmediatamente con un paño.

Un día a la semana, es aconsejable también humedecer las raíces. Llena un barreño de agua y mete la base de la planta por completo. Déjala en remojo durante unos minutos y déjala escurrir. De esta manera, conseguirás que las raíces se humedezcan y que la planta reciba el oxígeno que necesita para vivir. Es muy importante que no quede nada de agua en el plato, ya que las raíces pueden ennegrecerse. Si el aspecto de las mismas es de color negro, granuloso o desecho, debes saber que ha sufrido un exceso de agua.

Por otro laso, debes saber que las orquídeas necesitan de un clima con al menos un 40% de humedad. Por eso, si vives en una ciudad muy seca, tienes que intentar poner los medios necesarios para imitar las condiciones de su hábitat natural. Por ejemplo, puedes instalar bolas de cerámica húmedas en el fondo de la maceta, colocar un humidificador cerca de la maceta o agruparla con otras para que juntas puedan generar un clima un poco más húmedo.

¿Cómo trasplantar una orquídea?

Es recomendable trasplantar las orquídeas cada dos años, siempre en tiestos pequeños. Ten en cuenta que si la colocas en una maceta demasiado grande tardará entre 3 y 4 años en florecer. Por eso, a menos que haya crecido mucho, elige siempre macetas de pequeño tamaño. El mejor momento para hacerlo es a finales de invierno, o como muy tarde, a principios de primavera, ya que es el momento en que las orquídeas inician su periodo de mayor actividad.

Nunca trasplantes tu orquídea ni en tierra ni en mantillo. Las raíces necesitan airearse, por lo que la mezcla debe ser ligera. En las floristerías y tiendas de jardinería puedes encontrar compuesto especial para orquídeas que contiene poliestireno y corteza de pino. Además, te aconsejamos que no eches demasiado abono, con un poco es suficiente y, por supuesto debe ser especial para orquídeas. También puedes adquirir vitaminas especiales con el fin de mantener tu planta hermosa y saludable más tiempo. Por último, compra insecticida específico para orquídeas para evitar que los pulgones, ácaros y cochinillas acaben estropeando la planta.

Como puedes ver, las orquídeas son plantas muy bellas, pero también muy delicadas. Aunque su mantenimiento es sencillo, es importante favorecer unas condiciones adecuadas y prodigarles los cuidados necesarios para mantenerlas saludables y hermosas. Si sigues todos estos consejos, conseguirás que tus orquídeas estén perfectas año tras año.

No hay comentarios

Dejar respuesta