7 Ideas para crear un jardín de interior en casa

0
2281

Un estudio llevado a cabo en el año 2011 en Holanda, reveló que con sólo dedicar media hora al día a nuestro jardín, los niveles de estrés se ven reducidos considerablemente. Además de aportar otros muchos beneficios para nuestra salud. El problema es que en las grandes ciudades como Barcelona, los apartamentos suelen ser muy pequeños y no cuentan con espacios exteriores donde poner plantas. Sin embargo, esto no significa que no puedas tener un jardín. No es necesario contar con grandes terrenos verdes. Existen otras opciones que nos permitirán tener el jardín con el que siempre hemos soñado.

Estamos hablando de tener un jardín de interior en casa. Un elemento de diseño que está muy de moda en la actualidad y que los interioristas y arquitectos están utilizando para conectar el espacio interior con el exterior y dar mayor sensación de amplitud y libertad. Gracias a ellos, podemos crear un paisaje dentro de nuestro hogar y dar un toque de color a aquellos rincones más tristes y oscuros. Y, por supuesto, contarás con un lugar donde relajarte, leer un libro o charlar con tus amigos mientras tomas café.

jardín de interior en casa

Se trata de una tendencia que tiene su origen en Asia, donde las viviendas cuentan con dimensiones muy reducidas, pero donde es costumbre guardar espacio para la meditación. De esta forma, empezaron a crearse jardines interiores y hoy en día podemos encontrarlos de todo tipo, incluso en cuartos de baño. Pero muchas veces también pueden convertirse en protagonistas de la decoración cuando se colocan en un lugar central de la casa y todo lo demás gira en torno a ellos. Las posibilidades son prácticamente infinitas y lo mejor de todo es que no necesitas granes espacios para ello. Cualquier rincón de la casa que no estés usando puede ser el sitio ideal para crear un jardín de interior.

Si tú también quieres tener un espacio verde en casa que te ayude a desconectar y liberarte del estrés, hoy en Pensando en Flores te traemos algunas ideas muy interesantes para llenar tu casa de naturaleza.

1. Un jardín que se mezcla con tu casa

Puedes aprovechar cualquier espacio de tu casa  para colocar algunas plantas. No hace falta que tengas mucho espacio. Por ejemplo, en la cocina puedes colocar algunos estantes y poner plantas aromáticas que además sirvan como ingrediente para tus platos. Ideal para apartamentos pequeños y estudios.

2. Jardín de interior a la japonesa

Seguro que alguna vez has visto este tipo de jardines en las películas, en una oficina o en casa de algún conocido. Puede montarse con una mesa y recipientes rectangulares de poca profundidad. Llénalos de arena y coloca algunas piedras y plantas. esto le dará a tu casa un toque muy especial. Puedes ponerlo en el salón, pero si tienes un gran vestíbulo, también es una excelente opción para causar la mejor impresión a tus invitados cuando te visiten.

3. Botellas de plástico con macetas

No tires las botellas de plástico que utilices. Puedes reciclarlas para colocar tus plantas. Corta el fondo y píntalas de algún color que te guste Es importante que conserves el tapón para que la tierra y el agua no se escapen, ya que las colocaremos al revés. Luego puedes colgarlas en un tablón de madera y ponerlas en el lugar que prefieras.

3. Monta un jardín en la pared del salón o de la cocina

Si tienes una cocina tipo office o alguna pared que no sabes qué poner, puedes poner algunas enredaderas y dejar que vayan creciendo hasta llenarlo todo de verde. El resultado es espectacular.

5. Un jardín debajo del hueco de las escaleras

Aquellos que tienen escaleras en casa, muchas veces tienen desaprovechado el hueco que queda por debajo. ¿Qué mejor forma de aprovecharlo que poniendo algunas plantas y una cristalera para protegerlas? En el suelo puedes poner arena o piedras a modo de decoración. Incluso, si no tienes tiempo para cuidarlas, siempre puedes poner plantas artificiales.

6. Un jardín en el patio de luz

Los bajos y primeros pisos de los edificios muchas veces cuentan con un patio de luz que se encuentra en el centro del edificio. Si es posible, acristala las paredes interiores, forra las paredes de piedra y coloca algunas plantas. En el caso de que vivas en el último piso o en un ático, las claraboyas o lucernarios también pueden ser una gran opción para crear un jardín interior. Pero, sin duda, la mejor forma de hacerlo en cuando vivimos en una casa unifamiliar, ya que podremos prescindir de muchos tabiques para crear espacios diáfanos sin tener que pedir permiso a la comunidad de vecinos.

7. Maceteros en el salón

Si no cuentas con mucho espacio, puedes aprovechar el espacio que queda detrás del sofá para poner algunos maceteros altos. Además, es una opción ideal para separar ambientes, lo que muchas veces se hace necesario en apartamentos pequeños y estudios donde todo esta muy junto, o incluso en estancias tan grandes que no sabemos cómo llenar. Si tienes un salón muy grande, puedes utilizar los maceteros para dividir la estancia y crear una zona de estar, otra de comedor y otra de despacho, por ejemplo.

No hay comentarios

Dejar respuesta